Adonde mires, la vida: Diálogo con Katerina Damitrinou

Con: Guillermo Cóbena
 
Entender la visión de otro… Conviene, para ello, distinguir su expresión de la comunicación que la tiene por parte; resultará decisivo para entender la diferencia entre pretensión artística (afán, ambición y hasta proyección) y la experiencia artística (un fenómeno comunicativo). Lo propio, respecto de intenciones, juegos con conceptos, de un lado, y obras de verdad, mucho más que materializaciones, del otro.
Katerina invita, e intriga. Pero no necesariamente en dicho orden. Su clave va de la elección de los elementos, y el modo en que los muestra, conservando, siempre elocuente, cierto silencio por medio: que las cosas, cada parte, diga lo suyo…

 

 

No hay nada que no pueda ser expresado por el arte. No hay nada que la misma vida no pueda expresar.
Dibujaré una imagen de cómo es que percibo la vida.
El arte es una expresión.

La entrega, aunque carezca de razones, de una justificación formal, halla su sentido en el otro. Pero casi no hay garantías. El otro, más que una presencia real o una figuración, motiva a obrar por la sola posibilidad de trascender que su asomo plantea.
Esto ocurre, aun si quien se enfrenta a la obra es uno mismo, 
pero en una época distinta: su identidad, el invento que esta constituye, apropiada para un determinado momento, será cuestionada de inmediato, en tanto formulación relativa, mientras se ratifica, a la vez, la dinámica propia de la vida.
Toda creación auténtica, se origina así, en el límite de uno: atravesando el ego.

  

  

Un muro es un muro…, un vestido, un vestido. Ciertamente, se sostienen solos, pero cuando se les añaden algunos detalles, es posible transmitir lo que uno ve desde… «adentro del muro».
Básicamente, veo vida en todos lados…

 

  

Entender la visión de otro por medio de su expresión, implica toparse y reconocer en esta, alrededor del asunto en cuestión, de su tema central, y no obstante como materia misma de diálogo, imágenes diversas, cercanas, unas, y otras, en comparación, remotas al respecto; recuerdos y signos conformados directa e indirectamente, consciente e inconscientemente por la experiencia, refractando sus luces en clave.
Más que identificarse, uno reacciona a los matices diferenciadores, en relación a nuestra propia perspectiva…

 

 

Siempre habrá un trozo de literatura.
El arte te transporta a lugares…
Dibujar no es lujo ni tampoco una forma de entretenimiento…; te ayuda a mantener tu identidad, te ayuda a escribir y hablar… a colores.

 

  
La experiencia en sí misma es intransferible.
El lenguaje plantea la posibilidad de una conexión, cuestionadora, siempre.
De tal modo, las formas tradicionales invitan a una mejor disposición. Ya con las cosas en movimiento, es posible hacer más. Nuevas vías y maneras; más vida…
 

 

Se trata de una vida que engloba todo. 
Al obrar eres un poco como un artesano que trata de innovar con nuevos materiales. Simplemente te atreves a expresarte tú mismo con ellos… Si afectan el resultado de tu trabajo, de tu propuesta, sólo el tiempo lo dirá.

Entretanto, silencio, para que la obra hable por uno, en el flujo mismo de la invención. Dejarse llevar…

 

 

¿En qué medida se encuentra uno consigo mismo durante el proceso? ¿En qué medida se extravía respecto del propósito inicial, la motivación que en apariencia los llevó a desarrollar la obra, y termina aprendiendo de sí algo distinto: nuevos ángulos y enfoques, desde los cuales cuestionarse más a sí mismo y a su realidad…?
 
Los exámenes son hecho por doctores y científicos. Las preguntas son contestadas por personas inteligentes, por filósofos. No estoy por encima. Me quedo contenta si al observador mismo, ante alguna de mis obras, se le ocurre una pregunta por sus propios medios y no por alguna influencia mía.
La percepción que tengo sobre mi propia obra no interesa.

 


Sí, pero mientras no se haya convertido en la de un nuevo espectador, presto al diálogo, lejos del momento (acaso para siempre)…


La vida…, existe sin importar a dónde mires.
 
Importa fijarse, a menudo, en el punto en que se cruzan las miradas, los caminos, e ir a través…




(Traducido del inglés por Zindy Valencia)



 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *