De lejos, de cerca: Sobre Scarlet´s Walk, disco de Tori Amos

Por Katiuska Molina
 
Kerouac lo dijo en alguna ocasión: “Detrás de mí, nada, por delante todo, como siempre pasa en la carretera”. La misma idea parece haber guiado hasta el momento a Tori Amos –estudiante aplicada de Kate Bush, pianista solitaria, con músicos talentosos nada más en torno– a traer de la mano a sus chicas (como llama a sus canciones) a una nueva estación: Scarlet’s Walk.
La antigua niña prodigio del Boys for Pele y Little Earthquakes marca de esta manera un punto de inflexión en su carrera: hubo un antes y ahora, a partir de él, menos misterio, algo menos personal. Menudo riesgo para una figura que se hizo de un lugar, efectivamente, transparentando fragilidad, dolor y coraje personales.

 

 

Continuar leyendo