Voces e imágenes, en estéreo: Diálogo con Pamela Cuenca

Con: Luisa Deguile

  

Entre sonido (música en estéreo) e imágenes. Y acerca de gatos, también. La conversación fluye sin embargo por un cauce natural.
Nos rodean imágenes. Una captura suya, un borde de plaza, como referente de perspectiva particular, entre curiosa y distante, dice lo suyo de un alma escurridiza. Con la lectura de sus textos, el sentido queda más claro.
La propuesta de Pamela va sin aspavientos. Conecta en una y otra vertiente. Funciona.

 

   Continuar leyendo

Voces adentro, y afuera: Sobre Todos los hombres del Rey, de Robert Penn Warren

Por: Roberto Zeballos Rebaza y Guillermo Cóbena


Todos los hombres del rey. Novela inmensa. Nada más con este título, Robert Penn Warren se habría asegurado una enorme admiración. Pero hizo más. Poesía, crítica… Antes y luego. Coronó, digamos, pese al anacronismo que implica tal afirmación, su rica carrera, con esta novela clásica.

Viene bien abordarla, y volver al cabo para compartir apreciaciones… Roberto por su lado, yo del mío, a sabiendas que vendría luego la conversación. Y con la nueva edición, restaurada, qué mejor
 
(Comentario del catálogo de Anagrama:
Willie Talos –inspirado en una figura histórica, Huey Long, el célebre y discutido gobernador populista de Louisiana – es un personaje de poderosa y compleja personalidad: orador amado por las multitudes y dictador sin escrúpulos que se mantiene en el poder mediante la corrupción y el chantaje. Robert Penn Warren ha escrito una de las grandes novelas políticas del siglo XX y una original exploración del tema inagotable del conocimiento de uno mismo, donde se entrelazan varios destinos. En el centro, Willie Talos, abogado de origen humilde que llegará a gobernador del estado, que seduce a Anne Stanton, a su hermano Adam y a Jack Burden, los insatisfechos hijos de las familias poderosas del estado. Adam Stanton es el idealista puro y Jack Burden es un desarraigado que pretende ser sólo un espectador inteligente.)

 

 

Continuar leyendo

Como un espejo de agua (negra): Sobre el legado de Alejandra Pizarnik

Por: Ana Negro y Juan Pablo Torres Muñiz

 

Imágenes, y ecos propios…
Desde luego, Ana y yo no pretendemos “absolutos”, pero partimos, al caso, de puntos relativamente firmes, los ofrecemos… como puntos de partida para cuestionar.
Aceptando la parcialidad propia de cada visión, es menester, sin embargo, hacer a un lado ilusiones, decorados y/o acertijos de interpretación que distraigan, entretengan apenas o, peor, complazcan; por ejemplo, bajo etiquetas de arte por el arte o de forma por la forma,  además de justificaciones de orden “conceptual”. Puro rollo en torno a una elemental identificación.
Ana sabe que me pregunto más sobre Alejandra como personaje que sobre las otras oscuridades, a que alude en sus textos.
Serena, firme, mi amiga anota con decoro:

 
Despojada de formación literaria, no podría jamás acercarme a ella desde esta perspectiva… Pero probablemente tampoco de ninguna…

 
(Sonreímos.)
El reconocimiento de dicha condición –ojo, con la Pizarnik distante–, redunda en seducción por el reflejo…

 

  Continuar leyendo

Caminos y orillas: Diálogo con Karina Pacheco

Con: Juan Pablo Torres Muñiz

Una pausa en el camino. El paisaje se abre, amplio…

Para referirnos a términos como ficción y realidad, conviene tener clara, previamente, otra diferenciación, la existente entre realidad y verdad. Así nos es más sencillo reconocer tanto ficciones como realidades verdaderas, auténticas, lo mismo que dar fácilmente con lo real no verdadero, es decir, lo falso, errado, la burda mentira y el engaño.
La verdad es relativa; más bien, subjetiva. Se sostiene en el artificio del lenguaje. De modo que la representación de la realidad, más allá, la transmisión de una experiencia o sus frutos, a través de proposiciones, acaba, en última instancia, por subrayar la imposibilidad del entendimiento pleno del mensaje.
La interpretación implica una intervención. En la escritura, los hechos nunca le ocurren, simplemente, a uno; es uno que los incorpora, y por medio de ello procura comprender; para esto emplea la imaginación, que relaciona, teje. Hablamos de Intellegere.
Karina Pacheco, amable siempre, interviene, a propósito de su narrativa…

Del quehacer en el límite: Diálogo con Jorge Eduardo Benavides

Con: Juan Pablo Torres Muñiz
 
La escritura como oficio dista mucho del hábito, de la manía y de la práctica con otros fines, el catártico, por ejemplo (no obstante últimamente se publique por igual de todo). Se eleva como arte al realizar la vocación comunicadora, distinguiéndola principalmente del  afán de mero registro, del servir como herramienta mnemotécnica o de la sola transmisión de información, en que afirma y postula como tal, cada vez con cada obra una nueva realidad, plena. Esta, entendida la lectura, confronta las de los demás, o sus atisbos y bosquejos, sus vacíos, cuestionando respecto de las razones y demás motivos en unos y otros.
Como obra implica, por tanto, una toma de partido. Esta se revela a menudo, no tanto en las sentencias como en las formas mismas que adopta para cada expresión el lenguaje, transparentando en sí el modo de pensar, los mecanismos de la inteligencia en apuesta. Esto último nos lleva un tanto a eso que decía Eliot respecto de que cada quien es su propia sintaxis. 
Hablamos de consciencia y también del resultado de una posición paradójica en que bien se desarrolla mucho más que una teoría de la composición. Todo creador ha de entregarse a sí mismo pleno en atención, de modo que aquello que al cabo lo distinga, sea cuanto quede manifiesto en su elocución, reveladora de condiciones de su consciente, subconsciente e inconsciente, exponiéndolo apenas como remoto prisma, complejo y cambiante.
Conversar con Jorge Eduardo Benavides pinta ideal como ocasión para entrever más al respecto y aprender, especialmente en lo tocante a la novela. El testimonio que –siempre cordial– nos brinda, va, sin embargo, más allá de las letras. Sus modos coinciden en revelar un proceder más amplio. Y un carisma especial.
 

Continuar leyendo

Voces desde lo gris: Sobre Europa Central, de William T. Vollmann

Por: Roberto Zeballos Rebaza y Juan Pablo Torres Muñiz

 

Recomendaciones. Le dije Europa Central
Luego, contrastar impresiones. Al cabo de su lectura, podría haber puesto mi firma al pie de las declaraciones con que, sin adelantar detalles, confirmé con gusto que William T. Vollmann, acreditaba en ella más talento, recursos y ambición que aquellos otros compañeros suyos de generación, bastante más sonados: David Foster Wallace y Jonathan Franzen…
Vale la pena. No puedo, eso sí, asegurar que te guste, le dije; ese es asunto distinto…

Roberto Zeballos, mi gran amigo. Lector de otra clase.
Fue preguntarte, cuando te vi ya con el tocho entre manos… ¿y cómo va?
Ahí vamos, decías; uno se pregunta pero qué es esto…

Continuar leyendo