El vértigo y los ecos: Notas sobre la lectura de Los demonios, de Heimito Von Doderer

Por: Guillermo Cóbena

A veces, en efecto, conviene simplemente respirar hondo, frotarse la frente con el torso de la mano y, recuperado el aliento, si bien con la sensación del hierro aún entre frente y nuca, alzar la cabeza para probar a ver de nuevo.
No se trata de extensión, de volumen (aunque son más de mil seiscientas páginas), el asunto va en realidad, netamente, de consistencia. Así, fuera de toda duda, la obra de Heimito Von Doderer (Viena, 1896 – 1966) es enorme, descomunal.
Primer y más grande teórico de la llamada novela total, el alemán apuesta a lo más en Los demonios: plasmar la vida toda a través, claro, de determinados fragmentos de esta, vastamente detallados. Y esto, apenas para empezar.
No siendo mi propósito llegar a la médula del monstruo, lo que excede por mucho mi capacidad, procuraré una cómoda aproximación, más allá de una lista de expresiones de asombro…

Continuar leyendo