Bocas cerradas: Sobre la propuesta de Jane Lewis

Por: Juan Pablo Torres Muñiz


La primera vista le basta para provocar cierto estupor; asombra con caer en cuenta: Se trata de frescos romanos; son Pompeya y Ostia. Más aún, brilla algo del Renacimiento. Pero, claro, todo hoy. Es necesario recomponerlo todo para, recién, confirmar la firma.

Jane Lewis asombra. Figuras y objetos que aparentemente no guardan ni podrían hallar relación entre sí, se encuentran –vivos– en juego, provocando una tensión que traspasa con facilidad el lienzo. Aprovecha en diversos sentidos la habitual disposición con que abordamos cuadros de las características que en general y a priori (debido al tono sobrio) aparenta.
 

Continuar leyendo

¿Por qué tan sola?: Sobre la propuesta de T. J. Drysdale

Por: Leyla Justo

  

A primera vista entusiasma, impresiona, atrae. De hecho, invita a contemplar en silencio. El trabajo de Drysdale nos convoca a una cita particular, acompañando siempre a una misma figura; cambian los escenarios, pero con ellos y con la propia configuración de la imagen, el sentido, o los sentidos atribuibles a este encuentro…
¿Cuáles son?
 
 

Continuar leyendo

Caminos y orillas: Diálogo con Karina Pacheco

Con: Juan Pablo Torres Muñiz

Una pausa en el camino. El paisaje se abre, amplio…

Para referirnos a términos como ficción y realidad, conviene tener clara, previamente, otra diferenciación, la existente entre realidad y verdad. Así nos es más sencillo reconocer tanto ficciones como realidades verdaderas, auténticas, lo mismo que dar fácilmente con lo real no verdadero, es decir, lo falso, errado, la burda mentira y el engaño.
La verdad es relativa; más bien, subjetiva. Se sostiene en el artificio del lenguaje. De modo que la representación de la realidad, más allá, la transmisión de una experiencia o sus frutos, a través de proposiciones, acaba, en última instancia, por subrayar la imposibilidad del entendimiento pleno del mensaje.
La interpretación implica una intervención. En la escritura, los hechos nunca le ocurren, simplemente, a uno; es uno que los incorpora, y por medio de ello procura comprender; para esto emplea la imaginación, que relaciona, teje. Hablamos de Intellegere.
Karina Pacheco, amable siempre, interviene, a propósito de su narrativa…

Tormenta, y devenir animal: Sobre la propuesta de Eric Lacombe

Por: David Kattán
 
La obra de Lacombe representa una apuesta, cara, con origen en el retrato. Experiencia en sí misma del experimento: Las cabezas, los rostros, presos en un expresionismo “crudo”, elevan la pintura, como proceso, a una suerte de emancipación radical.
La potencia de esta obra no radica en la habilidad de figuración. La verosimilitud del retrato, de hecho, se presta a anular el datum que precede al factum. Es decir, constituye el retrato como pretexto y diagrama, momento pre-pictórico que abre la puerta hacia un pasaje de pura experimentación. Así, de pronto, somos testigos de un ejercicio que consiste ya no en retratar sino, propiamente, en capturar.
  
 

Continuar leyendo