Miradas, encuentros: Diálogo con Adrien Gomet

Con Juan Pablo Torres Muñiz
 
Se dice que los ojos no mienten. Si aceptamos esto, admitiremos también que nunca dicen toda la verdad. Revelan lo que se sabe, lo que se cree, y las dudas. Con ello suele bastar.
Fijémonos más de cerca. En cada uno de ellos, a través de la cornea, el hoyo secuestra la luz hacia otra noche, la de cada quien, privada. Los ojos son, de algún modo, como bocas a otros cielos. O pozos… de silencio.
Los ojos parecen guardar la sustancia de que, con suerte y por obra de un prodigio evolutivo, se destilan mal que bien sintagmas, con los que nos empeñamos en plantear nuestra realidad.
Delatan. Como pozos, ya fue dicho, pero también como fuentes… ¿Qué mana de ellos, puestos a representarlo…?
Adrien, aquí, comparte lo suyo.

Hay un enlace entre todas mis creaciones. Lo entendí solo hace unos años, aunque el enlace estuvo ahí desde el principio.

Para muchos artistas, se trata de una obsesión, un tema recurrente que marca su trabajo, a veces consciente y, a menudo, inconscientemente.
 

Del otro lado, la luz: Diálogo con Ricardo Córdova

Con: Juan Pablo Torres Muñiz
 
(La construcción es de 1901. El resanado, excelente. Pasamos encantados. La tarde es el momento. Ricardo, la mar de cordial…)
 
Aun al interior, la clave se mantiene: una insinuación de la propia luz a través de las ventanas. Como si nos cediera siempre el lugar, preservada del conocimiento con el intercambio de posiciones. La comunicación, en clave silenciosa.
La cuestión en los cuadros posee una clara estructura, corresponde a la fórmula de un lenguaje, en este caso, particular, de suficiente elocuencia; toda posible respuesta pretensión que nos es ajena queda más allá, del otro lado del umbral. El paso a través corresponde a cada quien, en sueño solitario.
Lo importante es el camino…
 
 

Continuar leyendo