Lo que importa: Sobre la película Call Me by Your Name

Por Mauricio Jarufe
 
Contemplar. Y fijarse detenidamente. Apreciar el detalle. Sentir la música, los rayos de sol, el viento. Todo aquello que compone un día cualquiera. Una mirada. Un suspiro. Algo de Bach interpretado al piano. Algún verso de un maestro grecolatino… Cada elemento cuenta por sí mismo y aporta al conjunto más que cantidad. Cualidad sobre cualidad.
Es con el detalle que se construye lo que conocemos como amor, o una historia al respecto.
Hoy, en una era de lamentable saturación, en la que incluso viene bien hablar de consumo masivo y hasta de malversación del romance, no importa tanto. Aunque Call Me by Your Name no es precisamente una historia de amor, sí lo es sobre el asombro. En relación al amor. El descubrimiento de sensaciones y sentimientos. A partir de ellos, de probables respuestas a las preguntas últimas.
Ahora bien, la curiosidad más sana conduce, si fructifica, en cierto gozo, pero también en dolor. No por nada, las respuestas yacen a veces donde no esperamos quepa, se revelen. En el silencio, por ejemplo; en lo que no se dice. Y en lo que no es posible decir.
He aquí que entra a tallar la contemplación. A través de ella es posible dar con lo implícito, con lo escondido, lo que de pronto asoma por detrás de la niebla, del ruido…
 
 

Continuar leyendo

“Off the record”: Sobre El tiempo es un canalla, de Jennifer Egan

Por Mauricio Jarufe y Juan Pablo Torres Muñiz
 
Rock. Y el Rock Pop. En afán contrario, las manifestaciones musicales del Punk; aunque por medio de estas, se pretenda también llegar a la mayor cantidad posible de gente: golpear, arañar el corazón, siempre, aunque por  muy diversas causas, adolescente
Se supone, el Punk tienta una búsqueda menos cerebral, aunque no por ello menos profunda… Jennifer Egan no parece precisamente alguien con un discurso así de espontáneo. Pero Mauricio piensa, al parecer, distinto.

Esa música es parte de nuestra cultura. Marca incluso la historia.

Y, bueno, abundan muestras sobre el turbio mundo del espectáculo, de lo que se cuece tras bambalinas, pero también sobre los manejos de la industria, los tratos de todo tipo, y los sueños de veras, los inducidos… y las alucinaciones. No todas las obras merecen ser citadas como buenos ejemplos; en cuanto a filmes, Almost FamousInside Llewyn Davis y This is Spinal Tap; en cuanto a libros, Great Jones Street o, como curiosidad, con sus excesos, Autobiography, de Morrissey.
La novela de Jennifer Egan, creo, es caso aparte…
 

Liberalidades –libertades: A propósito de textos de Delmira Agustini, Idea Vilariño y Lucía Mazzini

Por Beatriz Oggero y Juan Pablo Torres Muñiz

  

(Charla de hace tiempo. Antes de poder hablar directamente con Lucía, y de leerla todavía más y mejor. Lo digo: con gran asombro.)

 

Me has obligado a releer estos textos, dijo, sonriendo, Beatriz. Y la siguiente sonrisa vino con el comentario a coro: ah, Onetti, el misógino.

Café cargado. Las hojas de papel, decenas de apuntes. Y, por su lado, también, el tejido que crece. La música, en realidad, son músicas. Ideas que pican, al compás de dedos sobre la mesa, y el tarareo…
Siempre es un gusto, siempre. Cae la tarde, pero es así que el día sigue creciendo…
La inmensa sorpresa ha sido Lucía Mazzini. Jovencísima. Y vaya propuesta. Fiera escribiendo.
 
… que en un impulso me dio por compartirte.
Lo primero que pensé fue que no era extraño que surgiera alguien con esta sensibilidad, digamos, en el mismo Uruguay de Delmira Agustini y de Idea Vilariño. Ah, pero su lenguaje es tan fresco y actual, que pone de sobra la comparación.
 
deseo:
fascinación inmediata
algo así como
una media llena de hormigas…
 
Vi la fotografía. Lucía. Leo al pie, 1996. Entonces retorno: Delmira (1886-1914), Idea (1920-2009), y vuelvo a los ojos de esta joven. Fácil suponer la tersura de un tono –por… sobre la piel–: proyección de la voz que vibra adentro, antes, antes de dar de palabras. Fuerza…

 

  

Continuar leyendo

Atrevida música: Sobre la propuesta de Hollie Fernando

Por: Luisa Deguile

 

Un vistazo podría llevar, quizá, a confusión: destacar el trabajo de Hollie Fernando como parte de una corriente de luces tenues y tonos coquetos por la que hoy tantos transitan en plan de seductores, delicada psicalipsis de moda. Se trata en realidad de algo más.
Claridad. Y música ligera. La luz suave resulta en serena afirmación; sus brillos tienen más que ver con el voraz afán de una juventud inconforme que con cualquier tipo de complacencia. Nada superficial, y aunque suene un poco a etiqueta de cosméticos, cabe decir de la propuesta: honda, atrevida.

 

Continuar leyendo

Algún sentido a la ofrenda: Sobre la propuesta de Serge Marshennikov

Por: Guillermo Cóbena
 
Vapor. Crema. Un peso tibio.
El asomo deriva en vasto horizonte; este provoca, generoso en sensaciones.
Decir que Serge Masshennikov hace hiperrealismo queda un tanto cortoSu obra provoca a una contemplación más allá del detalle: va de los sentidos, a la cuestión de un sentido: La fibra sensible da paso, con el tacto, a un acorde más amplio del que, no obstante, conviene preguntarse de veras qué tan lejos, hondo en cada dirección, es capaz de llegar, y llevarnos. La apelación al instinto es fácil. El misterio de los afectos, más amplio aún e igualmente universal…
 
 

Continuar leyendo

Fuga: Sobre la propuesta de Frédéric Fontenoy

Por: Luisa Deguile

Marcel Proust: “Fue Pirandello quien por primera vez me dio la idea de que una persona no es tal como yo lo había creído, inmóvil y clara ante nosotros, con sus cualidades, sus defectos, sus proyectos y sus intenciones, sino que es una sombra en la que jamás podremos penetrar.”
O una luz, que deja por estela espectros y sombras en nuestras retinas, en nuestra memoria y entendimiento…, como una nueva invitación, esta vez, a las luces propias.
Y algo más nos dice también, por su parte, Frédéric Fontenoy.
 

 

 

Continuar leyendo