Los héroes equivocados: Sobre el legado de Sam Peckinpah

Por: Ernesto Carlin y Juan Pablo Torres Muñiz
 
Que si hizo apología de la violencia, que si fue banalización… Mucho ha sido dicho. Desde luego, se le atacó en su momento, enfáticamente, y hoy, sin duda, volarían etiquetas en su contra con más facilidad, una metralla; no obstante, como antes, sin hacerle mella. A Sam Peckinpah se le ha acusado a gusto; su obra, no obstante, perdura. Continúa su influencia mucho más allá de los estándares de violencia que, ciertamente, elevó en el cine; siguiendo una línea más o menos sinuosa desde Shakespeare (cuya vida hoy, pobre, correría peligro) y aviva con sus ecos, nada más por citar un ejemplo, la inmensa novelística de Cormac McCarthy.
Aquí, Ernesto Carlín, siempre cordial, sonríe del otro lado del café y se presta a acompañarnos. A explorar este viejo campo minado…