De lo ideal y lo fértil: Reflexiones a partir de una lectura de T. Szasz, en el ámbito de la educación

Por Juan Pablo Torres Muñiz
 
A la muerte de Szasz, parte de la academia psicoanalítica suspiró con culpable alivio: era el adiós a uno de sus críticos más duros. Por otro lado, muchos, dentro y fuera del mismo círculo, lamentaron su partida: las observaciones de Thomas daban lugar, frecuentemente, a fértiles debates.
La aguda, aunque muy discutible observación del Dr. Szasz, al empleo del término enfermedad mental en el ámbito de la Psiquiatría, resulta aprovechable para contemplar la posibilidad de su aplicación por analogía en ámbitos como el de la Educación. En este se da, de hecho con cierta frecuencia, una suerte de tipificación en exceso específica de ciertos extremos considerados perniciosos, así como una idealización parcializada de otras conductas bajo el sesgo de un credo, de una ideología o, sin más, del aliento de una época.
Szasz plantea que el término enfermedad mental ha dejado de servir como referente válido para la constitución de una disciplina, cuya buena intención, finalmente, también pone en entredicho; asimismo, plantea que el mismo término ha venido a reemplazar, con fines egoístas, al mito, antes común, de la brujería y otros similares, dando lugar a prácticas arbitrarias de consecuencias lamentables.
Transitemos: ¿Existe de veras una educación apropiada, óptima, ideal? Y, por cierto, ¿equivalen lo mismo, estas tres calificaciones? ¿Qué determina, en todo caso, si una conducta se encuentra objetivamente fuera de lo esperado como fruto del proceso de aprendizaje, y cómo garantizamos que este criterio sea justo, pertinente, útil más allá de un contexto puntual?

 

 

Continuar leyendo

El silencio y los otros: Diálogo con Isao Tomoda

Con Juan Pablo Torres Muñiz
 
Rostros. Un rostro. Una forma. Presencias.
En este caso, la repetición importa más que simple redundancia. Queda claro, se trata de insistencia. ¿Pero de qué naturaleza?
Se cuela acaso con flagrante impertinencia el término obsesión, tanto en cuanto a perturbación anímica producida por una idea fija, como a la propia idea fija o recurrente que condiciona una actitud en particular.
Lo cierto es que Isao Tomoda, a través de la suavidad de la forma, nos plantea el asunto de modo más complejo. Hablar de obsesión cabe solo para generar nuevas cuestiones en torno a su planteamiento. A ver si así, de pronto, un haz nos conduce a cierta revelación.
 

  Continuar leyendo

El fuego, el nervio: Sobre la obra de Egon Schiele

Por: Ana Negro y Guillermo Cóbena

  

Represión, liberación. Discusiones a partir del legado de Freud; y con este mismo, acaso. La época, a través de un nervio que tensa de veras a la masa entera. Son varios los temas; la propuesta revuelve.
Hay quien dice que la obra de Egon “nos hunde” en el goce, el mismo que, por otra parte, según los románticos, habría de elevarnos.
Y, ya puestos, el asunto se presta bien a formular contrastes. De una parte la expresión, de otra, la comunicación.
También es por esto último que esta obra no solo ampara el tránsito por diversas perspectivas; sino que además prende de veras, y desgarra etiquetas continuamente, de época en época. Convierte en ceniza términos simplones como  “inspiración pura” o “demonios personales”…

 

Continuar leyendo

Flor del tiempo: Acerca del videoclip del tema Somewhere, de Sekuioa

Por: Luisa Deguile

  

De algún modo, reconocer un lugar no garantiza que sepamos dónde nos encontramos.

Por otro lado, un lugar puede ser también, por ejemplo, todas partes
Cabe agregar que si de posibilidades se trata, cuenta además el cambio del “mismo espacio” en distintos momentos.
Y está, finalmente, la plenitud, que anula toda medida.
Yoshi Sodeoka propone al respecto, con –y para– Somewhere, tema de Sekuoia, algo, una suerte de viaje, quizá, notable…
 
 

Continuar leyendo

Besar la espuma: (Remotas) arbitrariedades en torno a la propuesta de Corwin Prescott junto a Nicole Vaunt

Por: Guillermo Cóbena

 

La marea, y luego – ella…

Resbalo a las notas. Estas, seguro, camino del exceso:
 
El mar – la vida. Fertilidad.
Su obscuridad – el azul, el verde, los brillos y reflejos de plata, rosa – del manto a veces terso, y – la espuma al cabo de las lenguas – a la orilla. Es – del origen: cazo de génesis.
Leí de niño, en un libro sobre la formación de la vida en la tierra: un caldo químico. En torno, roca. Y – se hace la vida.
Solo rumores hondos de vez en cuando, silbidos y el cantar de lo que rueda – Nada de voces, No chillan. Está bien llamar a esto, también – silencio.
 
Pensar que sabemos menos de sus simas que del espacio exterior y nuestro satélite natural (!)…



Continuar leyendo

En cuántas direcciones: Sobre la propuesta de Cecile Baldewyns

Por: Isabel Pérez Bacorelle y Juan Pablo Torres Muñiz


Apenas transcurren unos segundos. Isabel se vuelve; es que Cecile, en efecto, la toca:
 
Un silencio aparente… El ser que tienta transformarse en palabra a través del movimiento.
 
Por medio de nosotros…, si acaso el diálogo se completa.
 
Así es.
La artista plantea para este movimiento, o más bien para el desplazamiento de la visión provocadora, dos direcciones: Hacia adentro, al enfrentamiento, el abrazo de la emoción que se recoge sobre sí misma. Y hacia fuera, la huida, la ansiedad: ir más allá del instante para ser después. Vale decir, abstracción, huída.