Lumbre: Sobre la novela Los simuladores, de V.S. Naipaul

Por Guillermo Cóbena
 
En la tierra, las raíces; una base. Las ilusiones, arriba, en el cielo. No hay camino ascendente; lo que hay es casi siempre espacio abierto aquí abajo, senderos que se abren y que puede uno seguir, convencido, incluso, de que avanza.
El abandono de la tierra natal implica como tal, la marcha en pos de algún ideal, por difuso que este sea; de elevados objetivos, suele decirse. Alzar vuelo. No por azar la ambición es corrientemente representada en aves de presa. Nuestro verdadero lugar en el mundo, sin embargo, lo encontramos a menudo después de haber caído un buen par de veces del andamiaje de la ilusión, cuando empezamos de veras a hacer camino, a rastras o a pie, dejada de lado la idea de adelantar a otros.
Naipaul se ocupa, entre otros, de este asunto en Los simuladores, quizá la más agria de sus novelas.

Todos, y uno mismo: Diálogo con Jhonathan Quezada

Con: Guillermo Cóbena

  

El silencio compartido es grato si se ofrece fértil en la contemplación. Asunto de confianza. En caso se plantee una cuestión, la respuesta de la otra parte revelará mucho más que un eco común, una voz propia, honesta.

Doscientos un retratos, esa es la idea de esta muestra. Doscientos uno sin sucesión ni individualidades; un mundo breve: una gran ventana que, dividida en celdas como las de un panal, se preste a variedad de interpretaciones acerca de un posible nosotros: hombres y mujeres. Y a la vez, pues de nadie más que del mismo Jhonathan…
 
 

Continuar leyendo

El frío de la piedra, el candor de la locura: Sobre la obra de Tamara de Lempicka

Por: Ana Negro y Guillermo Cóbena

  

Dijimos del asunto de Tamara… Fue por un comentario contundente, apenas a mención de su nombre.
Ana Negro. Una visión atravesada por la experimentación, me aclara. Y bien claro lo tengo. Franqueza luminosa, a veces como destello de fuego de arma…
Ante los personajes de los cuadros, nunca a sus pies, pese al porte monumental que lucen siempre, nos citamos a dialogar. A ver qué, café por medio. Dos espressos.
Su voz se abre paso…

 

Siempre a rigor de verdad, es así, pero tratándose de este quehacer, más aún, más…

 

  Continuar leyendo

Qué, o cuánto atrevimiento: Diálogo con Arim Almuelle

Con: Lena Marin
 
Me hice una idea a partir de las palabras de Juan Pablo Torres, a quien debo el contacto: Ya verás […] las manos, como las ramas de un árbol, trazando en el aire figuras, señalando más bien magnitudes, que corresponden, claro, a lo que dice; y en los ojos, candela…
Se lo comento a Arim. Él ríe…
 
Pero todo tiene más de un ángulo…
 
Diferencia entre vehemencia y pasión… impera la sencillez en el afán por la mayor objetividad posible. Si lo que uno busca de veras importa más que toda ambición particular, ha de ser porque en realidad – une.
Mente abierta. Equivale a atención contra el desbarro en relativismo.
Qué mejor que ir entre símbolos “irrebatibles”…:


Continuar leyendo