Comunión: Sobre el videoclip de All is full of love de Bjork

Por Juan Pablo Torres Muñiz
 
Totalidad. Amor. Términos problemáticos. Su concepción misma resulta cuestionadora. ¡Cuánta ambición! Suelen enrarecer el discurso en que se insertan, lo convierten en una suerte de apelación más allá de la lógica.
Por lo que en términos generales significan la una y lo otro, se los busca para abandonarse a ellos, en pos de amparo.
Es común creer que se los encuentra juntos solamente en el seno de la deidad, entendida, por cierto –en atronador desafío de toda lógica–, como su esencia, sustancia y poder, todo a la vez. Verbo como materia y energía, tiempo y potencia, relacionándose con nosotros, con una voz… ¡Tremendo!
Abordar el asunto por medio de un tema musical y que este no resulte en burda rareza; mucho más todavía, agregarle imágenes y conseguir con el conjunto algo consistente, cuestionador, representa una auténtica proeza.
 

 

Continuar leyendo

Rumbos fértiles: Sobre la propuesta de Alison Scarpulla

Por Luisa Deguile

  

El bosque. Fertilidad. Magia.

Desde luego, abundan lugares comunes, también en alusión a la perspectiva y roles que en relación con él se atribuye por lo general a hombres y mujeres: Ellos lo desafían, lo atraviesan, lo conquistan aprovechando claros, abriendo los propios, destruyendo –para construir. Ellas, por su parte, vivan o no en él, lo comprenden. Comparten, con él una suerte de  espíritu común. Peligro. Fertilidad. Magia… Amazonas. Hechiceras. Brujas.
Alison Scarpulla aprovecha tales referencias, pero va más allá…
 

   Continuar leyendo

“Off the record”: Sobre El tiempo es un canalla, de Jennifer Egan

Por Mauricio Jarufe y Juan Pablo Torres Muñiz
 
Rock. Y el Rock Pop. En afán contrario, las manifestaciones musicales del Punk; aunque por medio de estas, se pretenda también llegar a la mayor cantidad posible de gente: golpear, arañar el corazón, siempre, aunque por  muy diversas causas, adolescente
Se supone, el Punk tienta una búsqueda menos cerebral, aunque no por ello menos profunda… Jennifer Egan no parece precisamente alguien con un discurso así de espontáneo. Pero Mauricio piensa, al parecer, distinto.

Esa música es parte de nuestra cultura. Marca incluso la historia.

Y, bueno, abundan muestras sobre el turbio mundo del espectáculo, de lo que se cuece tras bambalinas, pero también sobre los manejos de la industria, los tratos de todo tipo, y los sueños de veras, los inducidos… y las alucinaciones. No todas las obras merecen ser citadas como buenos ejemplos; en cuanto a filmes, Almost FamousInside Llewyn Davis y This is Spinal Tap; en cuanto a libros, Great Jones Street o, como curiosidad, con sus excesos, Autobiography, de Morrissey.
La novela de Jennifer Egan, creo, es caso aparte…
 

Condena de los verbos, – el horror: Sobre cuerpos, perspectiva, y Fuga de muerte, de Paul Celan

Por Ana Negro y Lena Marin
 

Compartiendo impresiones. Fue sobre una de sus muestras en particular: Imágenes, escorzo y fuga. Ana y yo andábamos.
Recuerdo: Primero pies. Cuerpos tendidos. Anonimato. Indefensión. A merced de unos ojos. De un ojo. Humano, siempre. Cruel, también.
Nos llevó a evocar lo atroz, algo como el sueño de la voluntad de la máquina. Y el canto del lamento hondo, en la voz de Celan…
Ana Negro, pupilas como brasas; ofrece con su obra, memoria. Conmoción.

  Continuar leyendo

Alcance y magnitud: Sobre las pretensiones de Christopher Nolan, a partir de Dunkerque

Por: Ernesto Carlín y Juan Pablo Torres Muñiz
 
Un thriller de suspenso épico. Suena rimbombante, pero así lo llama el mismo Christopher Nolan –rimbombante. Dunkerque cuenta con momentos notables; luce un lenguaje cuajado, revelador cuando el excesivo recorte queda de lado y una secuencia supera la dimensión de estampa espectacular, libre al fin de la habitual tendencia del director por el sesgo desconfiado: la nota pedagógica y condescendiente conque, fuera de tiempo, suele darse a surcir la sobrecarga de cabos sueltos.
Esta película se presta bien a un balance de méritos acumulados, así como de posibilidades abiertas más o menos intencionalmente por Nolan y Cia., para próximas tentativas de ambición semejante. Porque vuelve siempre, apresurándose, a temas de peso: las diferencias entre verdad, realidad, experiencia y –ahora– historia. Incluso, algo más.