Revoluciones: Sobre el videoclip de The Yabba, de Battles

Por: Juan Pablo Torres Muñiz
Tiempo e imagen; movimiento. Danza.
Aquí, ante nosotros, una coreografía a propósito de la dinámica del tiempo. Los ciclos y el trazo que se pretende imponer: líneas rectas desafiantes.
Así, de entrada, la ambición de la propuesta sorprende. El resultado asombra.
Son pocos los ejemplos de videoclips, en general, que consiguen, resulte tan difícil imaginar un juego diferente de imágenes por complementodejándonos, al cabo de verlo, en una suerte de repaso de sus escenas, en particular armonía sinestésica con el propio tema. En cuanto a música instrumental, obras como esta invitan a subrayar, acaso, que a la composición de sonido le sobran letras e historia como trama lineal– para prestarse al diálogo; vuelcan la atención, a partir del espacio visual a un –entonces patente– concepto de mayor amplitud.


Continuar leyendo

Después de la carne: Diálogo con Vova Kupsyansky y Natasha, su esposa

Con: Juan Pablo Torres Muñiz

   

En cada cuadro, como un fulgor. Brillos, como ecos de risa, tintineos; el horizonte último, sin embargo, luce denso, de colores apagados: algo se los lleva. Una y otra vez, el veloz juego de contrastes dispone a caer en la trampa: apresurarse con una calificación demasiado simple.
Entre su obra, Vova sonríe, cordialísimo. Ah, pero sumaremos en total tres voces: su esposa nos acompaña. Tono sereno, pero chispeante también. El relámpago de un ala contra la oreja, el bastón en la boca del estómago y para cuando recobramos el aliento, leve burbujear sobre la copa…

 

  

Continuar leyendo

De alternativas, y andares: Diálogo con Manuel Gómez Burns

Con: Luisa Deguile
 

Podría suponerse, me deja las palabras a mí –toma el lápiz, mientras pido más café–, pero no, sigue hablando. Luego se detiene, rostro a la torre albina desde el balcón, como oteando el rastro de sus últimas palabras, catando escéptico la cuota de autenticidad aportada; luego ajusta el enfoque (se nota en el ceño) y realiza los primeros trazos…

Es un asunto serio este del humor. Por otro lado, no hay que tomarse en serio lo formal: Aquí, por lo menos, no tiene cabida sino como ironía.

A un lado el ruido: Sobre Las chicas, novela de Emma Cline

Por: Guillermo Cóbena

 

Hay primeras novelas de jóvenes autores, sorprendentes. Y hay obras enormes. Llámalo sueño, Los reconocimientos, Los Buddenbrock rebosan madurez artística. También en Dientes blancos la juventud palpita, apuesta mayor: a todo o nada. En la suma, vaya que trascienden. Pero conviene recordar que estos son casos excepcionales. No por gratuito escepticismo, si no porque, en efecto, la riqueza de una obra, debida directamente a la fidelidad para con el valor auténtico de su sentido (en juego, la visión entera del autor), revela contenido y forma comprometidos en una entrega personal respecto, evidentemente, de lo que mejor sabe y/o conoce.
(Hay que tener muy claro de qué va lo propio. No hay edad que lo garantice.)

Finalmente, hay novelas como Las chicas, de Emma Cline, que resultarían sorprendentes si no se las anunciara a gritos como obras mayores.

 

Continuar leyendo

Del otro lado, la luz: Diálogo con Ricardo Córdova

Con: Juan Pablo Torres Muñiz
 
(La construcción es de 1901. El resanado, excelente. Pasamos encantados. La tarde es el momento. Ricardo, la mar de cordial…)
 
Aun al interior, la clave se mantiene: una insinuación de la propia luz a través de las ventanas. Como si nos cediera siempre el lugar, preservada del conocimiento con el intercambio de posiciones. La comunicación, en clave silenciosa.
La cuestión en los cuadros posee una clara estructura, corresponde a la fórmula de un lenguaje, en este caso, particular, de suficiente elocuencia; toda posible respuesta pretensión que nos es ajena queda más allá, del otro lado del umbral. El paso a través corresponde a cada quien, en sueño solitario.
Lo importante es el camino…
 
 

Continuar leyendo

Poemas al azar III: Una pequeña antología de poetas norteamericanos

Selección y traducción: Roberto Zeballos Rebaza

  

 
De John Ashbery:
 
 
Algunos árboles
 
Son tan asombrosos: cada uno
Juntándose al vecino, como si el lenguaje
Aún fuera una representación
Pactada por el azar
 
Hallarnos así de lejos del mundo
Esta mañana, sin desacuerdo con él,
Tú y yo somos
De pronto lo que los árboles tratan
 
De contarnos que somos:
Que su simple estar ahí
Significa algo; que pronto
Nos tocaremos, amaremos, hablaremos.
 
Y contentos de no haber inventado
Nada decoroso, estamos cercados;
Un silencio ya colmado de ruido
Una tela en la que aparece un
 
Coro de sonrisas, una mañana invernal.
Puestos en alelante luz, moviéndose,
Nuestros días se visten de tal reticencia
Que estos énfasis parecen su defensa
 
 
Some trees
 
These are amazing: each 
Joining a neighbor, as though speech 
Were a still performance. 
Arranging by chance
 
To meet as far this morning 
From the world as agreeing 
With it, you and I 
Are suddenly what the trees try
 
To tell us we are: 
That their merely being there 
Means something; that soon 
We may touch, love, explain.
 
And glad not to have invented 
Such comeliness, we are surrounded: 
A silence already filled with noises, 
A canvas on which emerges
 
A chorus of smiles, a winter morning. 
Placed in a puzzling light, and moving, 
Our days put on such reticence 
These accents seem their own defense.
 

Miche Pierson

 

Continuar leyendo