Después de la carne: Diálogo con Vova Kupsyansky y Natasha, su esposa

Con: Juan Pablo Torres Muñiz

   

En cada cuadro, como un fulgor. Brillos, como ecos de risa, tintineos; el horizonte último, sin embargo, luce denso, de colores apagados: algo se los lleva. Una y otra vez, el veloz juego de contrastes dispone a caer en la trampa: apresurarse con una calificación demasiado simple.
Entre su obra, Vova sonríe, cordialísimo. Ah, pero sumaremos en total tres voces: su esposa nos acompaña. Tono sereno, pero chispeante también. El relámpago de un ala contra la oreja, el bastón en la boca del estómago y para cuando recobramos el aliento, leve burbujear sobre la copa…

 

  

Continuar leyendo

De alternativas, y andares: Diálogo con Manuel Gómez Burns

Con: Luisa Deguile
 

Podría suponerse, me deja las palabras a mí –toma el lápiz, mientras pido más café–, pero no, sigue hablando. Luego se detiene, rostro a la torre albina desde el balcón, como oteando el rastro de sus últimas palabras, catando escéptico la cuota de autenticidad aportada; luego ajusta el enfoque (se nota en el ceño) y realiza los primeros trazos…

Es un asunto serio este del humor. Por otro lado, no hay que tomarse en serio lo formal: Aquí, por lo menos, no tiene cabida sino como ironía.

Del otro lado, la luz: Diálogo con Ricardo Córdova

Con: Juan Pablo Torres Muñiz
 
(La construcción es de 1901. El resanado, excelente. Pasamos encantados. La tarde es el momento. Ricardo, la mar de cordial…)
 
Aun al interior, la clave se mantiene: una insinuación de la propia luz a través de las ventanas. Como si nos cediera siempre el lugar, preservada del conocimiento con el intercambio de posiciones. La comunicación, en clave silenciosa.
La cuestión en los cuadros posee una clara estructura, corresponde a la fórmula de un lenguaje, en este caso, particular, de suficiente elocuencia; toda posible respuesta pretensión que nos es ajena queda más allá, del otro lado del umbral. El paso a través corresponde a cada quien, en sueño solitario.
Lo importante es el camino…
 
 

Continuar leyendo

Algún sentido a la ofrenda: Sobre la propuesta de Serge Marshennikov

Por: Guillermo Cóbena
 
Vapor. Crema. Un peso tibio.
El asomo deriva en vasto horizonte; este provoca, generoso en sensaciones.
Decir que Serge Masshennikov hace hiperrealismo queda un tanto cortoSu obra provoca a una contemplación más allá del detalle: va de los sentidos, a la cuestión de un sentido: La fibra sensible da paso, con el tacto, a un acorde más amplio del que, no obstante, conviene preguntarse de veras qué tan lejos, hondo en cada dirección, es capaz de llegar, y llevarnos. La apelación al instinto es fácil. El misterio de los afectos, más amplio aún e igualmente universal…
 
 

Continuar leyendo

Fuga: Sobre la propuesta de Frédéric Fontenoy

Por: Luisa Deguile

Marcel Proust: “Fue Pirandello quien por primera vez me dio la idea de que una persona no es tal como yo lo había creído, inmóvil y clara ante nosotros, con sus cualidades, sus defectos, sus proyectos y sus intenciones, sino que es una sombra en la que jamás podremos penetrar.”
O una luz, que deja por estela espectros y sombras en nuestras retinas, en nuestra memoria y entendimiento…, como una nueva invitación, esta vez, a las luces propias.
Y algo más nos dice también, por su parte, Frédéric Fontenoy.
 

 

 

Continuar leyendo

Bocas cerradas: Sobre la propuesta de Jane Lewis

Por: Juan Pablo Torres Muñiz


La primera vista le basta para provocar cierto estupor; asombra con caer en cuenta: Se trata de frescos romanos; son Pompeya y Ostia. Más aún, brilla algo del Renacimiento. Pero, claro, todo hoy. Es necesario recomponerlo todo para, recién, confirmar la firma.

Jane Lewis asombra. Figuras y objetos que aparentemente no guardan ni podrían hallar relación entre sí, se encuentran –vivos– en juego, provocando una tensión que traspasa con facilidad el lienzo. Aprovecha en diversos sentidos la habitual disposición con que abordamos cuadros de las características que en general y a priori (debido al tono sobrio) aparenta.
 

Continuar leyendo