Esa extraña danza en pos: Diálogo con Ginebra Siddal

Con Guillermo Cóbena



Serenidad. Encajes, sombras de la arboleda, un poco más allá. De algún modo, viene bien decir que todo hace juego.
El tono con que dice intentaré. Y luego da paso a eso que también en silencios, se refleja en sus ojos. Sencilla.

El paseo abre su sendero, las sombras decoran. Es un placer.
 
Cada que recorro un museo, o recorro una biblioteca jugando a deslizar mis dedos por los cantos de los libros o escucho la melodía de un piano…, las voces de fantasmas dentro de la cabeza. En ocasiones, discuten, tan fuerte todos a la vez, que tiemblo. Pero al rato se calman y me susurran… dentro de la boca, dentro de mis ojos y hacen eco contra mis costillas.
 
Ginebra Siddal…
 
 

Continuar leyendo